He cruzado océanos de tiempo para encontrarte...

jueves, 6 de mayo de 2010

delete the past...

Todos amábamos las rosas rojas.



















El color rojo es el más bonito, pero también el más cruel.
Hasta que no caí, no me di cuenta de que las rosas también tienen espinas.

6 comentarios:

  1. jaja...a qué gustos te refieres?
    O lo dices con ironía?
    Me gusta mucho tu blog!
    Enhorabuena,ya tienes otro fan y una mosca en esta sopa...
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Ahm,entonces tú también debes tener muy buen gusto,jaja.
    De nada.

    ResponderEliminar
  3. Qué bonita eres!
    Supongo que sé porqué es lo de esta entrada, así que ya sabes lo que pienso. No te preocupes. Sabes que si necesitas algo, me puedes llamar o lo que sea! ^^

    Intentaré no abandonar el blog :3

    ResponderEliminar
  4. Sí que te recuerdo!

    Pero no conseguía encontrar tu blog por la antigua URL.

    Te agrego de nuevo y me pasaré!

    (K)

    ResponderEliminar
  5. Un poco manida la metáfora de la rosa y las espinas, pero me ha gustado recordarla y tu título también. Te sigo

    ResponderEliminar
  6. Meencanta la crudeza de esta entrada y la aprencia nueva del blog!
    Besos! :)

    ResponderEliminar

Me encanta saber que me acabas de leer y que además has decidido comentarme :) Me gusta saber lo que piensas.

Frost

Frost
Sylvia Ji

Air de Primtemps

Air de Primtemps
Elvira Amrheim

inCARNation

inCARNation
Mark Ryden